Cala Conta en Museo Europeo Arte Moderno

Cala Conta. Javier Torices.Imagen del MEAM

 

 
Patio Palacio Gomis. Foto: N. del Río

En primer término obras de Juan Bautista Nieto. Foto: N. del Río

“Esgrima” de Teresa Guerrero. Foto: N. del Río

“Cala Conta” es una obra de Javier Torices del 2006 de 180×180, realizada a través de distintas técnicas, lo que en argot artístico se llama “Técnica mixta”. (El video que inicia su página web es muy didáctico al respecto. Véase: www.javiertorices.com).
Esta obra fue seleccionada a través del Concurso anual de Pintura y Escultura Figurativa que convoca la “Fundació de les Arts i el Artistes”, esa es la historia de la mayor parte de obras que conforman el fondo del Museo Europeo de Arte Moderno. De este modo, año tras año se ha forjado una colección selecta y excelente del panorama de la figuración nacional e internacional, puesto que hay casi medio centenar de países representados. Una colección alimentada por la coherencia y embriagada por el sabor del buen hacer.


El lugar para descubrirlo está en Barcelona, en el Barrio del Born, me refiero al Museo Europeo de Arte Moderno, situado en la calle Barra de Ferro, 5, en el palacio Gomis que lo acoje, edificio dieciochesco influenciado por el neoclasicismo francés en boga, por aquel entonces (la restauración ha merecido un premio FAD).


A través de los certámenes de la “Fundació de les Arts i els Artistes”, que se iniciaron en el 2006, el Museo ha hecho acopio de una brillante colección, creciente, viva, como la mayor parte de los artistas que participan, una colección de arte figurativo actual, internacional, coetáneo al hombre que camina por la calle, una colección de artistas, seleccionada por artistas (Antonio López y Eduardo Naranjo han formado parte del Jurado desde sus inicios) y creada, gracias al coraje y empuje de otro artista, J. M. Infiesta y lo de artista, no es sólo porque sea arquitecto.


Pasear por las salas del Museo con Infiesta como Cicerone es un placer para todos los sentidos, que va desvelando la intrahistoria del Museo, del Concurso, de la Academia, incluso de las obras, que logra humanizar el museo, independientemente de las emotivas notas que dejan los visitantes, se puede sentir el latido de los artistas: el dolor del Alzeimer, la cicatriz del cáncer, la violencia de género, el paso del tiempo, los efectos de la crisis, pero también el primer logro, el primer amor, la ingenuidad, la desnudez, ya lo he escrito, es un museo vivo. Comparten salas una generación de artistas vivos que pone el listón alto, me refiero a los jovencísimos José Luis Ceña Ruíz y Alejandro Marco Montalvo, el mismo Torices junto a Iván Franco Fraga, Eloy Morales Ramiro, Kike Meana o al no tan joven Martí Teixidor… hay un largo etcétera y no es mi intención mencionarlos a todos, ni reseñar a los mejores, me libre la inteligencia de intentar hacerlo.


Da cabida desde el fotorrealismo hasta el simbolismo pero siempre lo figurativo como motor, y el virtuosismo del oficio como acelerador. Un vehículo al que por envidias podrán embestir otros vehículos, pero cuyo recorrido está claro y cuya objetivo no es llegar el primero, pues su meta es mucho más amplia, versátil y trascendente -cito del catálago-: “El MEAM es el nuevo templo de esta nueva religión. La religión de los que creen, en pleno siglo XXI, en el Arte. Un arte que ya no se conforma con la experimentación convertida en fin en sí misma, ni con el permanente ensayo de formas sin lograr ninguna definitiva, ni con el culto al ruido por el ruido, ni con video montajes lastrados por el aburrimiento. En fin, un arte que se justifique en sí mismo por ser algo directo, expreso, rotundo, absoluto, real, inteligible y genial”.

Para saber más:

http://www.meam.es/colecciones/1/arte-contempor%C3%A1neo-figurativo/artistas.html

http://manudeop.blogia.com/temas/artistas-espanoles.php

Nuria del Río Pinto

Source: Nuria del Rio

Leave a Reply